La obesidad infantil está a la orden del día. De hecho dicen que la obesidad es la epidemia del siglo XXI, por lo que no es de extrañar que los médicos, enfermeras, educadores, profesores, así como las instituciones médico sanitarias estén poniendo cartas en el asunto.

¿Mi hijo está gordo?

Cuando los niños son bebés, tienen visitas periódicas con el pediatra y la enfermera. Por lo que seguro que ya estarás al día del percentil de tu bebé y de las medidas que debes tomar para que engorde o adelgace.

Sin embargo, cuando los niños pasan del 2º de vida, solo tienen una revisión anual con su médico. Por lo que es más difícil controlar si nuestro hijo se engorda más de la cuenta o si puede estar en peligro su salud.

¿Cómo puedo saber si mi hijo o hija está gordo?

Si tu hijo siempre ha estado en un peso medio te será muy fácil ver si ha subido de peso. Sin embargo, no es tan fácil darse cuenta de cuándo ese exceso de peso puede pasar de ser algo anecdótico a un problema de salud que puede afectar el presente y futuro de tu hijo.

Por eso, una forma de averiguar si tu hijo tiene un peso saludable es calculando su IMC.

¿Qué es el IMC?

El índice de masa muscular, más conocido como IMC permite saber si una persona tiene un peso adecuado en función a su altura.

¿Qué es el IMC infantil?

 

El índice de masa corporal para niños nos permite saber si el peso de un niño o niña es el adecuado o si, por el contrario, sufre de sobrepeso o de bajo peso.

El IMC infantil, a diferencia del adulto, tiene en cuenta la edad y el sexo para calcular el peso ideal de masa corporal.

Por eso, hemos preparado 2 calculadoras de masa corporal separadas por sexo, para que puedas calcular si el peso de tu hija o hijo es el adecuado para su altura, edad, y sexo.


 



Eso si, ten en cuenta que estos datos son siempre aproximados. El IMC se calcula siguiendo la fórmula de peso/(altura x altura) recomendada por la Organización Mundial de la Salud. Pero debe ser el pediatra o endocrino infantil el que interprete de forma adecuada los datos del IMC de tus hijos.

¿Qué hago si el IMC de mi hijo es el de un niño gordo?

El IMC es solo un indicador y que en la obesidad infantil intervienen un montón de factores: desde la genética, pasando por la alimentación, la actividad, los hábitos, etc.

Por eso, si tienes dudas de si el IMC de tu hijo es el adecuado para su edad, lo más recomendable es que pidas cita con su pediatra para que pueda asesorarte de forma personalizada.


¿Te ha parecido útil este post?

Ayúdanos a difundir compartiéndolo en las diferentes redes sociales clicando en cada una de ellas más abajo, también puedes inscribirte en nuestra newsletter para recibir más novedades como este articulo, además de descuentos y mucho más.