Convertirse algun día en padres. Este es el sueño que persiguen la mayoria de parejas, pero los deseos no siempre se convierten en realidad. El índice de infertilidad en España alcanza al 17% de la población y va a más. Los hábitos poco saludables, el tabaco, el sobrepeso y el estrés están afectando negativamente a la salud reproductiva de los españoles, hasta el punto de que 1 de cada 6 parejas tiene problemas para procrear.

Además, hay que añadir otro factor que también complica la deseada maternidad y es el retraso en la edad de concebir el primer hijo. En la actualidad, muchas parejas prefieren tener encarrilada su vida profesional antes de formar una familia y eso dificulta después los embarazos. La calidad de los óvulos disminuye a partir de los 35 años y algo parecido sucede con los espermatozoides. De hecho, el 30% de los casos de infertilidad en las parejas tiene que ver con el hombre.

Embarazo por ovodonación

Por suerte, la medicina reproductiva ha dado pasos de gigante y tiene soluciones para hacer frente a la mayoría de casos de infertilidad. La reproducción asistida en España está alcanzado unos niveles de éxito sobresalientes y ha convertido en realidad el sueño de miles de parejas y madres solas. Y no solo hablamos de pacientes españolas. España es un referente internacional en embarazos por ovodonación, gracias en parte a una ley avanzada que autoriza y regula la donación de óvulos.

La fecundación in vitro con óvulos de donante es una de las técnicas de reproducción asistida con mayor tasa de éxito. Las cifras son elocuentes: en la clínica Barcelona IVF  de Barcelona, cerca del 70% de las pacientes menores de 38 años consigue llevar adelante un embarazo. Este tipo de técnica está indicada en mujeres que no han conseguido un embarazo por medios naturales, ya sea por tener una reserva ovárica insuficiente (edad superior a los 35 años) o por padecer algún tipo de patología.

Los óvulos proceden de donantes jóvenes, que se han sometido a un estricto control sanitario. Eso hace aumentar las probabilidades de éxito. El semen puede ser de banco o de la pareja de la futura madre; todo dependerá de la calidad y cantidad de sus espermatozoides.

Diferencias entre la FIV con donación de óvulos y otros procedimientos

La fecundación in vitro (FIV) con ovodonación utiliza óvulos de donante, pero también es posible realizar esta técnica con óvulos de la propia madre. La elección dependerá de la edad y de la salud de la receptora. En ambos casos, los óvulos se fecundan en laboratorio y son implantados después en la cavidad uterina.

La técnica de la inseminación artificial es distinta y bastante más sencilla. En este caso, lo único que se hace es introducir semen en el útero y esperar a que la fecundación se lleve a cabo de forma natural. El semen puede ser de donante o de la pareja de la futura madre. Tanto en la FIV como en la inseminación artificial se realiza una evaluación ginecológica completa para determinar qué técnica es la más adecuada en cada caso.

¿Qué pasos se siguen para conseguir un embarazo por ovodonación?

El primer paso es la evaluación ginecológica de la paciente, que servirá para conocer su estado de salud. Si el semen no es de donante, la pareja masculina también se deberá someter a un control, a fin de analizar la calidad, cantidad y movilidad de los espermatozoides. Antes de la implantación de los óvulos la mujer deberá realizar un tratamiento hormonal, que preparará al endometrio para la recepción de los embriones.

La fecundación de los óvulos se desarrollará en el laboratorio. Los embriones se mantendrán en cultivo 5 días antes de ser transferidos. Por lo general, se implantan 1 ó dos embriones, aunque la tendencia es introducir solo 1 para evitar embarazos de gemelos. Los embriones restantes serán congelados y podrán reutilizarse posteriormente si fuese necesario.

El proceso de transferencia de embriones es sencillo. Se realiza mediante la introducción de un catéter por el canal cervical y no se precisa ingreso ni anestesia. Después, solo hará falta esperar hasta la prueba de embarazo y llevar una vida normal. Todo el proceso puede durar alrededor de un mes. En caso de que el tratamiento no ofrezca el resultado deseado, podrá repetirse más adelante hasta un máximo de tres veces. Los médicos reevaluarán la situación de la paciente en cada intento para introducir los tratamientos oportunos.

¿Quién puede ser donante de óvulos?

La donación de ovocitos es un gesto altruista, pero la legislación española establece una remuneración simbólica para cubrir las molestias que ocasiona el procedimiento. Los requisitos son tener entre 18 y 35 años y disfrutar de un buen estado de salud físico y mental. Las candidatas tendrán que someterse a una evaluación psicológica y habrán de pasar una revisión médica para descartar posibles enfermedades.

¿Te ha gustado este post?

Compártelo en las diferentes redes sociales clicando en cada una de ellas más abajo, también puedes registrarte en nuestro directorio para recibir más novedades como este post, además de descuentos y tiendas nuevas de nuestro directorio. Y com siempre te esperamos en los comentarios…

 

banner subscriptores

Search

Únete a la comunidad HelloPapis y consigue descuentos exclusivos
Registrate
Los campos con (*) son obligatorios
Información de la Cuenta
La contraseña debe tener al menos 7 caracteres. Para hacerlo más fuerte, use letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.
Escriba nuevamente su contraseña.
 
Términos y Condiciones
 

Calculadoras