La de las doulas es una profesión cada vez más extendida en todo el mundo. Pero eso no significa que sea nueva: es una práctica común desde hace siglos en todas las culturas.
Son mujeres con conocimientos y/o experiencia en el embarazo, parto y puerperio, que ofrecen apoyo práctico y emocional continuo, acompañando a la mujer y, a través de ella, a su pareja durante cualquier etapa de la maternidad. Escuchando y validando las necesidades de la mujer en cada momento, favorece que la madre refuerce la confianza en su capacidad fisiológica para parir, amamantar, y criar a su bebé.
Sin embargo, al trasladarse los partos al hospital, esta importante asistencia fue eliminada y, durante años, las mujeres han tenido la opción de parir únicamente con el apoyo esporádico de diferentes miembros del equipo de salud y, más recientemente, del padre.

¿En que consiste el trabajo de una Doula?

Esencialmente, en brindar apoyo y acompañamiento continuo a las mujeres en todos los procesos de la maternidad: infertilidad, embarazo, parto, posparto, lactancia, crianza, duelo… Las doulas ofrecen el tiempo y el espacio necesario para que los padres reflexionen sobre su situación, sus necesidades y opciones de maternidad, para que puedan avanzar hacia una experiencia positiva.
No tienen un rol sanitario sino que trabajan junto a los médicos y matronas, apoyando a las familias en sus propias decisiones; no hacen recomendaciones específicas ni aconsejan, aunque pueden proporcionar información variada basada en la evidencia, si se lo solicitan. En este sentido, tanto la Organización Mundial de la Salud como la Asociación Americana de Ginecología y Obstetricia señalan que el acompañamiento emocional permanente es sumamente relevante y positivo para las mujeres.
Las dudas relacionadas con la deshumanización consecuente de las experiencias de parto de las mujeres han producido el requerimiento de un retorno al apoyo continuo y personalizado de mujeres para las mujeres.
Los elementos comunes de los servicios de las doulas incluyen:
  • Durante el embarazo, ayudar a las familias en la preparación de un plan de parto y proporcionar información sobre las opciones de nacimiento y recursos.
  • Durante el proceso del parto, acompañamiento práctico y emocional continuo.
  • Durante el posparto, apoyo emocional y logístico, también en la lactancia, información sobre las redes de familias en su comunidad.
Sobre todo hay que subrayar que la labor de la doula en nada se enfrenta a la de la matrona, sino que la complementa. Si bien la matrona tiene la responsabilidad sanitaria sobre el bienestar de la mujer y el bebé en la maternidad, la doula completa su valioso trabajo con el acompañamiento emocional continuo, alejado del cuidado médico, cuya finalidad es elevar la calidad de la experiencia asistencial en la maternidad y la valoración de la vivencia maternal en general.
Si necesitas una doula puedes hablar con Sonia, ella hace un trabajo precioso y es experta en lactancia y acompañamiento durante el parto y es postparto. 

¿Te ha sido útil este post?

Compártelo en las diferentes redes sociales clicando en cada una de ellas más abajo, también puedes unirte a nuestra familia para recibir más novedades como este post, además de obtener descuentos exclusivos en productos y eventos de nuestro directorio. Y sobretodo, esperamos tus comentarios más abajo.

banner subscriptores

¿Qué estás buscando?

DESCARGA TU GUÍA DE 0 A 14 AÑOS GRATIS

Únete a HelloPapis y consigue GRATIS esta guía de crecimiento por edades además de muchos descuentos y promociones exclusivas
Únete a HelloPapis y consigue GRATIS esta guía de crecimiento por edades además de muchos descuentos y promociones exclusivas

Los más Populares de Hellopapis