Uno de los momento más temidos por los papis es el día que le quitamos el pañal a nuestro hijo. ¿Como sé que ha llegado el momento? ¿Como hacemos para que haga pis y caca en el baño? ¿Como le enseño? Pues bien, hay una buena noticia… no hay que enseñar nada! Todo llega de forma natural y tu solo deberás acompañarle. Todo esto y más consejos nos los cuenta Maria de Caminaré. ¿Sabes ya lo que NO debes hacer para afectarle negativamente?

Ahora que estamos en primavera y empieza a haber atisbos de buen tiempo, muchas familias comienzan a plantearse el momento de que sus pequeños dejen de usar pañal. En septiembre inicia el colegio y socialmente tienen que ser capaces de ir al baño a hacer sus necesidades. Hasta entonces tenemos varios meses para conseguir este logro.

El momento de iniciar este proceso es tan esperado como temido. Un paso importante en la vida de los niños. Pero, a veces, traumático para padres e hijos.

Si tenéis hijos mayores no os pilla por sorpresa, pero cada niño es diferente y no está dicho que vaya a ser igual, ni mucho menos. Influyen muchos factores (edad, sexo, maduración, etc.). En ocasiones es sencillo, en otras es un camino más lento.

Los padres lo que queremos es que sea un proceso natural y sin agobios.

Lo primero que tenemos que saber es que NO hay una edad concreta para dejar el pañal. Es un proceso individual que depende del desarrollo fisiológico del niño y de la madurez del desarrollo de su sistema nervioso central. No es algo que tenga que aprender, no le tenemos que enseñar, es algo que adquiere cuando está preparado.

La pregunta no es ¿qué tengo que hacer? o ¿cómo le enseño?. No es posible enseñar a un niño a caminar o a hablar antes de que esté preparado para hacerlo, y lo mismo ocurre con el pañal. Por eso se llama CONTROL DE ESFÍNTERES.

No hay que agobiarse, hagamos lo que hagamos, lo hagamos bien o mal, incluso si no hacemos nada: nuestro hijo aprenderá.

¿Cuando puede ser aproximadamente el momento?

Cuando nuestro bebé nació, nadie nos obligó a ponerle pañales, ponemos pañales para facilitarnos la vida, por ello podemos quitar el pañal cuando queramos (a los 5 meses o al año o cuando sea). El problema es que, aunque quitemos el pañal, si el niño no controla esfínteres, porque su cuerpo todavía no está preparado, se seguirá haciendo pis y caca sin pedirlo ni controlarlo.

  • Entre los 18-24 meses algunos niños empiezan a identificar que se han hecho pis o caca y lo dicen.
  • Entre los 24-36 meses algunos niños empiezan a estar maduros neurológicamente para quitar el pañal. Actualmente a partir de los 2 años – 2 años y medio es la edad normal de quitar el pañal.  En torno a los 3 años casi todos controlan esfínteres por el día. La Academia Americana de Psiquiatría considera normal hacerse pis hasta los 5 años y caca hasta los 4. 

FALSAS CREENCIAS – Lo que NO debes hacer

Hemos dicho que no se puede enseñar a nuestro hijo a controlar sus esfínteres, pero lo que si que debemos saber es lo que NO debemos hacer para ralentizar el proceso y afectar negativamente al niño

– NO hay una edad para quitar el pañal.

Como ya hemos dicho, el control de esfínteres va a depender del desarrollo del niño, de su etapa evolutiva y madurativa a nivel fisiológico y neurológico, y esto lo consiguen poco a poco. NO SE APRENDE, SE ADQUIERE.

– Olvídate de las “recetas” tipo “cómo quitar el pañal en 3 días”.

Hay que fijarse en el ritmo del niño, y esto a veces supondrá avances y retrocesos. Nuestra misión es acompañarles amorosamente en este proceso.

– El verano no es la mejor época.

 Está claro que es más cómodo, hay que lavar menos ropa y se seca antes. Pero la mejor época es aquella en la que el niño esté preparado.

– Fuera las comparaciones.

Ningún niño es mejor ni más listo por conseguirlo antes. Es igual que con otros procesos evolutivos como la salida-caída de los dientes, caminar, hablar, etc.

– Ni premiamos ni castigamos.

Como es algo que ha de adquirir y que no controla por sí mismo, no hay que motivarle con regalos, ni castigarle, ni criticarle, ni ridiculizarle, ni reírnos de él. Ya es suficiente motivación (interna, que es la importante) cuando el niño se da cuenta que es capaz. Pues si le prometemos un regalo se frustrará aún más al no poder conseguirlo. El mejor regalo son tus elogios cuando lo va consiguiendo poco a poco.

– No le obligamos a ir al baño a horas concretas y cada cierto tiempo

Ni a estar sentado hasta que haga pis o caca. Imaginaos si a nosotros en el trabajo nos obligaran a ir al baño a las 10:00 y hasta las 15:00 no pudiéramos volver a ir porque está prohibido. Es igual de ridículo en los niños. Igual que cuando les insistimos a que vayan al baño a intentarlo una y otra vez.

– Se lo quitamos de día y de noche a la vez.

Algunos niños lo consiguen de día y de noche simultáneamente, pero normalmente el control nocturno suele llegar más tarde (hacia los 5-6 años), pues el sueño de los niños es tan profundo que el niño no es capaz de percibir las señales de su cerebro. Cuando varias noches aparezca el pañal seco y haya afianzado el control de esfínteres por el día, puedes probar a quitárselo por la noche. Pero lo más importante es observar al niño y no presionarle.

– No hay vuelta atrás, si se lo has quitado NUNCA se lo vuelvas a poner.

No seamos radicales y veamos cómo es el niño y qué le sucede.

Hay niños a los que les quitamos el pañal por el día y se esconden para hacer caca, otros hacen retenciones de orina, otros se asustan y sólo quieren hacerlo en el pañal… Éstos son indicadores de que el niño no está preparado y que debemos retrasar el momento. ¿Qué hacer? Volvemos a poner el pañal y en unas semanas (o meses) volvemos a probar.

En ocasiones, hay niños que vuelven a hacerse pis por la noche y hay que volver a ponerles el pañal. Puede deberse a muchos factores (inicio o cambio de colegio, nacimiento de un hermano, enfermedad, mudanza, etc.) porque en el control de esfínteres influyen factores emocionales como la tristeza, miedos, tensiones… No hay que hacerles sentir mal, lo mejor es que os mostréis comprensivos y pacientes. Suelen ser recaídas puntuales que el pequeño supera cuando asimila las experiencias emotivas.

En el siguiente post os contaré cuáles son las señales para saber que está preparado e ideas para tener éxito dejando el pañal. ¡No te lo pierdas!

¿Te gustaría leer más artículos de ella?

Te invitamos a pasar por el perfil de Maria donde encontrarás más… También te recomendamos el área de colaboradores en el blog donde podrás leer más artículos interesantes de otros profesionales que escriben semanalmente en esta sección con información útil referente a diferentes sectores.

¿Te ha sido útil este post?

Compártelo en las diferentes redes sociales clicando en cada una de ellas más abajo, también puedes unirte en nuestra familia para recibir más novedades como este post, además tendrás acceso exclusivo a eventos, descuentos y tiendas nuevas de nuestro directorio.

banner subscriptores

Search

Únete a la comunidad HelloPapis y consigue descuentos exclusivos
Registrate
Los campos con (*) son obligatorios
Información de la Cuenta
La contraseña debe tener al menos 7 caracteres. Para hacerlo más fuerte, use letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.
Escriba nuevamente su contraseña.
 
Términos y Condiciones
 

¡Se acerca el día de la madre y te mereces un homenaje!

Calculadoras