Hoy empezamos nuestra colaboración con nuestra amiga Ely de “Educar en Calma“. Hace algunos días se ha abierto a nosotros con una entrevista de lo más completa donde nos contaba como de mama se ha convertido en mama-emprendedora, y a partir de hoy la tendremos como colaboradora en nuestro blog. Donde aportara todos sus conocimiento sobre la pedagogía Montessori y nos ayudará a entender un poco el “slow life” aplicado a la educación que tanto la caracteriza. Para empezar hoy nos habla de la creadora del método que tanto admira, María Montessori, una mujer muy especial. ely-molinaLa metodología Montessori lleva una temporada en auge y está presente en los blogs y revistas de educación, pero no siempre conocemos la biografía del fundador de una pedagogía educativa. Por eso, hoy quiero comenzar introduciendo a María Montessori, una mujer, para mí, muy carismática y especial.

María Montessori nació en Chiaravalle (Italia) en 1870. Fue hija única de una familia de clase media y enseguida mostró sus habilidades científicas, aunque su padre se opuso a su formación en ciencias basándose en la creencia de que la única formación que debía recibir una mujer era la de docente.

maria-montessori-1349x579

A pesar de la oposición de su propio padre, en 1890, logró conseguir su plaza en la facultad de medicina y se convirtió en la primera doctora en medicina en Italia (realmente no se sabe si fue la primera o la segunda… Lo importante, al menos para mí, es que consiguió lo que quería).

Su primer puesto fue como ayudante en el Hospital San Giovanni, trabajando con mujeres y niños. En 1897 se hizo ayudante voluntaria en la clínica psiquiátrica de la Universidad de Roma, en la que trabajó con los llamados “niños idiotas”, niños que tenían dificultades para funcionar en la escuela normal y con su familia, y eran colocados en los manicomios como si de locos se trataran. Digamos que comenzó trabajando con niños con necesidades educativas.

María Montessori se dio cuenta de que esos niños no habían tenido ningún tipo de estimulación sensorial y que la forma de desarrollarnos intelectualmente es a través de las manos, lo que será fundamental en su método.

Estuvo muy influenciada por los doctores franceses Jean Itard y Edouard Seguin, famosos por el caso de “El niño salvaje de Aveyron”. Por si no conocéis este caso, trata de un niño que fue encontrado en los bosques franceses sin tener ni la más remota idea de la convivencia social.

Montessori siguió leyendo toda la documentación que había al respecto sobre la educación de niños salvajes o de niños mayores que no habían recibido estímulos. Así fue tomando un nuevo rumbo su vida, estudiando sobre educación y consiguiendo aunar el conocimiento científico y educativo.

Probó sus teorías y materiales con los niños, que llegaron a aprender a leer y escribir gracias a su tiempo, observación y dedicación. Algunos se presentaron a los exámenes oficiales de enseñanza primaria y aprobaron con notas superiores a las de los niños “normales”, lo que hicieron que María Montessori fuera famosa y reconocida por su labor docente.

Abrió su primera escuela, la primera de muchas, para edades comprendidas entre los tres y los seis años, a la que llamó “Casa dei Bambini”, destinada a aplicar su método y materiales a niños normales, pero de familias con pocos recursos económicos (la parte social siempre preocupó a Montessori) y, en muchos casos, de padres analfabetos.

Consiguió resultados muy superiores a los de la enseñanza tradicional y así logró más fama y reconocimiento.

Comenzó entonces a difundir sus conocimientos, escribiendo y dando conferencias por todo el mundo. Se esparcía el movimiento Montessori a través de escuelas en América del Norte, Japón, Alemania, India… Viajó mucho, fundó escuelas y asociaciones que aún hoy llevan su nombre y su filosofía con orgullo.

Los desencuentros con el gobierno fascista provocaron que tuviera que marcharse de su país natal y dejar su cargo como Inspectora Gubernamental de escuelas para Italia.

Vino a España, concretamente a Barcelona, donde fundó el Instituto Especial de Formación de Profesores, pero las tensiones políticas (que pronto desencadenarían en la Guerra Civil Española) hicieron que también abandonara nuestras tierras.

Viajó a Holanda y también a la India, donde conoció a Gandhi y parece que conectaron, ayudándose mutuamente y compartiendo valores. Como consecuencia, la India ha sido un gran centro Montessori.

María Montessori murió en Holanda en 1952.

Y hasta aquí un resumen de la biografía de María Montessori. Espero que os guste y os ayude a situar históricamente a María y la importancia de su pedagogía ya a principios del siglo XX. Después de un siglo, seguimos admirando la capacidad de observación que tuvo hacia la infancia y todos los pasos que fue dando en pro de los niños y de su educación.

Si quieres aprender más sobre la Metodología Montessori, te invito a que entres en educarencalma.com donde encontrarás cursos y Packs de esta metodología educativa que cada vez tiene más adeptos.

Además, puedes aprovechar el código hellopapis para conseguir tus cursos cápsula con un 10% de descuento.

¡Feliz aprendizaje!

¿Te ha gustado este post?

Compártelo en las diferentes redes sociales clicando más abajo, también puedes inscribirte en nuestra newsletter para recibir más novedades como este post además de descuentos y tiendas nuevas de nuestro directorio.

banner subscriptores

Search

Únete a la comunidad HelloPapis y consigue descuentos exclusivos
Registrate
Los campos con (*) son obligatorios
Información de la Cuenta
La contraseña debe tener al menos 7 caracteres. Para hacerlo más fuerte, use letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.
Escriba nuevamente su contraseña.
 
Términos y Condiciones
 

¡Se acerca el día de la madre y te mereces un homenaje!

Calculadoras

Filtra el contenido por categorías