Hace poco fuimos al médico y recibimos la noticia:

-“Tu bebé tiene piel atópica“. Nos dijo el pediatra.

Fue un momento de asombro, desconocimiento, incertidumbre, dudas…¡No sabíamos nada sobre la dermatitis atópica en bebés!  ¿A ti también te ha pasado? ¿Qué hiciste?

Nosotros nos pusimos a indagar con dermatólogos pediátricos profesionales todo lo referente a la piel atópica en bebés. Y, por suerte, conseguimos encontrar soluciones a nuestras dudas.

Por eso,  hemos querido compartir contigo toda la información que a nosotros nos ha sido de gran ayuda para entender la dermatitis atópica en bebés, así como algunos consejos basados en nuestra experiencia en primera persona.

Todo lo que necesitas saber si tu bebé tiene piel atópica:

¿Qué es la piel atópica?

La piel atópica, también llamada dermatitis o eczema atópico, es una alteración crónica de la piel que empieza en la más tierna infancia siendo una de las principales causas de visita al dermatólogo. Esta enfermedad no es contagiosa pero afecta la calidad de vida de los bebés y niños que la sufren y también la de sus familias, especialmente en los casos más severos.

Se estima que hasta un 30% de los niños tienen piel atópica en todo el mundo, siendo esta de causa desconocida y con más presencia en las zonas industrializadas.

¿Qué síntomas tiene la dermatitis atópica en bebés?

Aunque la mayoría de los casos no son graves, la dermatitis atópica se caracteriza por el picor intenso y continuo, que se acompaña de rojeces (eczemas) y de un engrosamiento y endurecimiento de la piel.

A los lactantes les afecta la cara, el tronco y las zonas de las articulaciones de las extremidades (como flexuras de las rodillas y los codos las rodillas y los codos), mientras que a los niños las zonas implicadas son los pliegues de los brazos, las piernas, el cuello y menos comúnmente la cara.

Además de los efectos en la piel, la dermatitis puede provocar alteraciones del sueño, irritación o aislamiento del niño.

Su intensidad no es constante y las lesiones pueden aparecer de manera continua o en forma de episodios intermitentes llamados brotes. Durante la fase inactiva la piel está muy seca e irritable y debe hidratarse a menudo. Los brotes o fases activas se pueden alargar incluso semanas y requieren un cuidado más intensivo llegando incluso a necesitar medicación en los casos más graves.

¿Cómo diagnosticar la piel atópica en un bebé?

La dermatitis atópica se diagnostica en base a una exploración de la piel y revisión de los antecedentes personales o familiares de alergias del niño. El médico también te puede solicitar un test cutáneo para identificar los desencadenantes alérgicos de la piel atópica (esto se debe a que algunos componentes de los alimentos pueden estar implicados en el desarrollo de la dermatitis. Aunque no siempre está relacionado).

¿Cómo se cura la dermatitis atópica en bebés y niños?

Actualmente la dermatitis atópica no se puede curar. Pero ¡tranquila! si se puede tratar.

El  tratamiento de la piel atópica va enfocado a aportar hidratación a la piel para ayudar a mejorar los síntomas como el picor y/o la irritación.

¿Cuánto duran los brotes de dermatitis atópica en bebés?

La duración de cada brote de dermatitis atópica dependerá totalmente del bebé y de su entorno: el tiempo, la humedad, la temperatura, las prendas que use, si hay factores alérgenos cerca,….

Y es muy probable que, con el paso de los años, algunos de los síntomas de los brotes sean cada vez más leves.

¿Qué cuidados debo tener si mi bebé tiene piel atópica?

Cuando tu pequeño manifiesta piel atópica, es normal que te entren muchas dudas sobre el cuidado de su piel.  Aquí te dejamos una serie de medidas preventivas para ayudar al manejo de la dermatitis o piel atópica.

11 consejos para prevenir los brotes de piel atópica:

 

  1. Alivia el picor y la irritación de su piel aplicando una crema o loción hidratante con ingredientes naturales, como mínimo dos veces al día. Cuánto más hidratada esté la piel, menos se rascará.
  2. Evita cambios bruscos de temperatura.
  3. Utiliza ropa ligera de fibras naturales como el algodón (evita la lana y fibras sintéticas). Recuerda cortar las etiquetas de las prendas de vestir.
  4. Lava la ropa con detergentes suaves evitando suavizantes y lejía.
  5. Mejor duchas o baños cortos de no más de 10 minutos con agua templada. Secar suavemente la piel sin frotar con la toalla. Después del baño aplica una loción hidratante sobre la piel. Evita el uso de perfumes y jabones. A nosotros nos funcionaron muy bien unos geles de baño limpiadores que nos recomendó el pediatra con fórmula Syndet (sin jabón) y agentes hidratantes.
  6. Mantén las uñas limpias y cortas y evita, en la medida de lo posible, que el niño se rasque para disminuir el enrojecimiento y la picazón (prurito) de su piel y el empeoramiento de las heridas.
  7. Protege la piel de la humedad retirando el exceso de sudor o colocando una toalla en el césped si va a jugar en él.
  8. Protégelo del sol con protectores solares específicos para pieles atópicas.
  9. Evita la exposición de la piel del bebé a sustancias irritantes, como el humo el tabaco.
  10. Utiliza un humidificador para evitar la excesiva sequedad de su piel.
  11. Evita la presencia de alérgenos en el entorno como los ácaros, el polen, los pelos de mascotas y las plumas.

¿Puedo utilizar cualquier crema para hidratar la piel atópica de mi bebé?

No todas las cremas para la dermatitis atópica son igual de efectivas. Por eso, a la hora de escoger una crema, asegúrate que ésta actúe sobre todos los síntomas de la dermatitis atópica: desde evitar la piel seca, el picor y la irritación e inflamación, hasta reducir el riesgo de sobreinfecciones (la mayoría causadas por la bacteria S. aureus) debido al rascado intenso.

Nosotros, desde que diagnosticaron a nuestro bebé, probamos varias marcas de crema. Y tuvimos algunos contratiempos con algunas que eran demasiado densas, lo que las hacía muy difíciles de esparcir sobre la piel de nuestro bebé, etc.

Al final un dermatólogo nos recomendó los productos de la gama de hidratación e higiene Multilind para bebés, niños y adultos con piel atópica. Y la verdad que ¡nos han ido de maravilla!

Concretamente utilizamos  el champú, el  gel Multilind para la rutina diaria del baño. Y la loción y la crema Multilind Micro Plata para hidratar, cuidar la piel y prevenir los brotes.

productos para piel atópica

¿Porqué nos decidimos por esta gama de productos?

Principalmente porque son fáciles de extender, permiten tener el eczema bajo control y prevenir los brotes ya que hidratan la piel, alivian el picor y la irritación y mantienen sana la flora bacteriana de la piel.  Además, su composición es solo a base de ingredientes activos naturales como los ácidos grasos Omega 3 y 6 que hidratan en profundidad y evitan el picor y la irritación, y la microplata pura que evita el riesgo de sobreinfecciones. Por lo que con una sola crema cuidamos su piel y tratamos los síntomas para evitar nuevos brotes.

Esperamos que toda esta información te sea tan útil como nos lo ha sido a nosotros.

¿Te animas a contarnos tu experiencia?

banner subscriptores

Search

Únete a la comunidad HelloPapis y consigue descuentos exclusivos
Registrate
Los campos con (*) son obligatorios
Información de la Cuenta
La contraseña debe tener al menos 7 caracteres. Para hacerlo más fuerte, use letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.
Escriba nuevamente su contraseña.
 
Términos y Condiciones
 

Calculadoras

Las empresas más populares